Entidades Renuevan Contrato Electricidad para DOMICEM

Entidades Renuevan Contrato Electricidad para DOMICEM

Marco Focardi, Franceso Cardi, Osvaldo Oller, André Bosman and Marcelo Barthburu

En las oficinas de  Domicem se realizó la firma del convenio de renovación con  Wärtsilä Dominicana, del contrato  de operación y mantenimiento de la central eléctrica de Domicem.

Sobre DOMICEM:

DOMICEM es una empresa dentro del portafolio de activos de Energía e Industria que VICINI administra.

Desde hace más de 140 años, la familia VICINI ha invertido en diferentes industrias en República Dominicana, siendo así VICINI una de las compañías que más ha contribuido con el desarrollo e industrialización del país.

SOURCE: El Dia

Bateyes y los campos de caña de azúcar de San Pedro de Macorís.

El 20 de mayo el Dr. Fernando Ferrán, Director de Relaciones Institucionales, sirvió de anfitrión al Embajador durante una visita de medio día a los campos de caña de azúcar, varios bateyes y al ingenio del Grupo Vicini en San Pedro de Macorís.

Grupo Vicini Bateys y los campos de cana de azucar de San Pedro de Marcoris

1.   A continuación extractos de este informe:

“El tratamiento dado a los trabajadores inmigrantes haitianos por el “Gran Azúcar” en la República Dominicana por mucho tiempo ha sido un asunto controversial. Durante años, algunas ONG y líderes religiosos han alegado que el tratamiento a los trabajadores está cercano a una versión moderna de esclavitud. Entre los problemas se ha alegado el uso de mano de obra infantil, el  no permitir a los trabajadores salir de las plantaciones, que el pago no se hace en dinero sino en comprobantes que solo son aceptados en tiendas caras de la compañía, que se paga menos en relación a la cantidad de caña cortada, etc. La vida en los bateyes fue retratada a principios de la década del 2000 a través del trabajo del Padre Christopher Hartley, un sacerdote católico quien la emprendió contra los magnates del azúcar, incluyendo la movilización de los cortadores de caña para que hicieran huelgas y en general haciendo énfasis en las pobres condiciones de vida en una película del 2004 titulada “El Precio del Azúcar”. El Grupo Vicini demandó a los productores de la película en los Estados Unidos.

Con estos antecedentes me complació aceptar la amable invitación del Dr. Ferrán del Grupo Vicini quien me llevó a visitar los bateyes y plantaciones de azúcar el 20 de mayo. Fue una oportunidad para ver la situación con mis propios ojos.

El sistema para traer trabajadores haitianos ha cambiado radicalmente en los últimos 25 años. Hasta el 1986, los trabajadores eran traídos bajo un contrato entre los dos gobiernos. La R.D. le pagaba al gobierno de Haití por los cortadores de caña que necesitaba en cada zafra y luego los devolvía cruzando la frontera. Esto terminó con la caída del Presidente Duvalier en Haití en el 1986.

Hoy día los trabajadores llegan por su cuenta a los campos de caña en busca de trabajo. En general son indocumentados y pobres. Con frecuencia traen consigo a sus familias y, cada vez más, no regresan al terminar la zafra sino que se radican permanentemente en los bateyes.

El Grupo Vicini está tratando de mejorar la vida de los trabajadores que viven en los bateyes. Me mostraron el “viejo” y el  “nuevo”.  El viejo batey – que es todavía el tipo en que vive la mayoría de los trabajadores – es un lugar desesperadamente pobre. Diminuto, húmedo, casas de concreto de una sola habitación cayéndose a pedazos con una cortina que separa en dos el espacio de 6-8 metros cuadrados para ofrecer privacidad básica. No hay letrinas. No hay agua corriente. Ninguna instalación de recreo. Se cocina afuera con fuego de carbón. El nuevo batey (Nuevo Cayacoa) es un contraste completo: una aldea decente, bien delineada, con calles pavimentadas, hileras de casas más grandes, cada una con varias dependencias, calles limpias, algunas casas con pequeños jardines. El agua en Nuevo Cayacoa se entrega diariamente a los tanques individuales de cada vivienda. La bien construida escuela de dos pisos estaba muy alerta con niños asistiendo a clases en aulas buenas con inteligentes maestros jóvenes. La escuela es manejada por Fe y Alegría, una organización Jesuita. Los niños estaban vestidos con uniformes nítidos y limpios. El batey también cuenta con canchas de basquetbol y de pelota bien cuidadas, una iglesia católica grande y una clínica. La impresión general no es comparable con nada que yo haya visto en el campo en Haití.

El Dr. Ferrán indicó que los ejecutivos principales de Vicini están decididos a modernizar sus bateyes en la misma forma que el Nuevo Cayacoa y agrupar las comunidades en centros más grandes donde se pueda ofrecer un mejor estándar de servicios. El plan es trasladar a todos los trabajadores y a sus familias a dichos bateyes. Entre los beneficios que disfrutan ahora los trabajadores en los campos de Vicini están seguro médico, educación, vivienda y electricidad gratis, algo de alimentos, agua gratis. El salario promedio de los trabajadores es de alrededor de 6,000 pesos al mes (120 euros). Si se encuentra un niño trabajando, todos los involucrados pierden el pago del día (ya sean los padres, el capataz/supervisor). Un trabajador, Jean Pie, me dijo estar contento con su trato. Me mostró su casa limpia y organizada y me explicó como se le paga, estrictamente de acuerdo a la cantidad de caña cortada por él.

Después de visitar los bateyes en los campos de caña, visitamos el Batey Central en San Pedro, junto al Ingenio. Allí vimos la escuela que fue fundada conjuntamente por el estado y el Grupo Vicini. Es tan buena como cualquier otra escuela estatal que he visto en el país. El director de la escuela me informó que todos los niños de los bateyes de Vicini tienen acceso a la escuela.

Mis conclusiones del día son:

  • Todavía quedan muchos bateyes de los viejos, tanto en tierras de Vicini como en las plantaciones del estado. La vida ahí es sin lugar a dudas muy, muy difícil y bajo condiciones miserables. Pero se podría argumentar que la vida allí es mejor que la vida que tienen los desempleados en los barrios de Puerto Príncipe o las aldeas pobres en el campo haitiano (o dominicano) de donde proceden los trabajadores;
  • Es indiscutible que el Grupo Vicini está haciendo una inversión considerable para mejorar las condiciones de vida de sus trabajadores. La compañía está logrando resultados tangibles que en ocasiones tienden a ser pasados por alto o ignorados por muchos críticos cuyas opiniones fueron quizás formadas en tiempos pasados. El pago continúa siendo muy bajo para un trabajo tan arduo y en ocasiones peligroso. El nivel de pago no le permite a los trabajadores las perspectivas de mejorarse o de disfrutar movilidad social, pero los beneficios en especie que disfrutan los trabajadores y sus familias son bastante considerables de acuerdo al estándar dominicano (y mucho más del estándar haitiano).
  • Con la provisión de cuidados de salud, protección de los niños contra explotación, escolaridad y vivienda/alimentos/agua, los trabajadores de los bateyes tienen una calidad de vida relativamente segura comparada con sus compatriotas que no tienen trabajo ni ninguno de los beneficios en especie que ofrece un batey moderno.
  • Más importante aún, la educación que reciben los niños del batey – si se continúa hasta su conclusión – les dará oportunidades en sus vidas que la generación de sus padres no tenían esperanzas de tener. El compromiso del Grupo Vicini con la educación de su personal y dependientes es impresionante; 29 instalaciones en las cuales 3,000 niños reciben educación desde pre-escolar hasta la edad de obtener un certificado.
  • Visto en el contexto de la pobreza rural haitiana/dominicana, los bateyes cada vez más no son el problema. Hay evidencias de que las empresas privadas y el estado están trabajando para mejorar la vida de los habitantes de los bateyes.
  • Para los dominicanos descendientes de haitianos indocumentados, el problema mayor es su incapacidad para obtener la ciudadanía de la RD, con frecuencia el único país que han conocido. En este  sentido son prisioneros de la historia económica y social de esta isla. La solución de este problema no es responsabilidad del sector privado sino de los gobiernos de los dos países que comparten la isla. Es un problema muy sensible y difícil, la solución del cual requiere de gran visión, compromiso, compasión y sensibilidad política de parte de los dos gobiernos involucrados y un alto nivel de comprensión de parte de la comunidad internacional y del sector de las ONG. 

Le estoy agradecido al Dr. Ferrán, y al Grupo Vicini como un todo, por permitirme conocer este importante aspecto de la vida dominicana. Agradezco la apertura total y transparencia con que fui recibido. Siento que nada me fue ocultado. Como decimos en inglés, esta fue una visita “con verrugas y todo” que me demostró de dónde procede la compañía y hacía donde se dirige en cuanto al trato a su fuerza laboral y sus familias”.

Steven Fisher, Embajador HM

HM Governor’s Office, Montserrat

ARTÍCULO:  HM Governor’s Office

Primer Parque Eólico Será Inaugurado 4 de Agosto

Primer Parque Eólico Será Inaugurado 4 de Agosto - Ege HainaSanto  Domingo.-El  cuatro de agosto será inaugurado por el presidente Leonel Fernández el primer parque eólico del país, que producirá en su primera etapa  33.45 megavatios, y ese mismo día dará el primer picazo para el inicio de la ampliación del proyecto.

Se trata del parque eólico Los Cocos y Quilvio Cabrera, al cual agregarán 67 megavatios adicionales, para completar un aporte de 100 megavatios al sistema eléctrico nacional.

Así lo informó el presidente de la Comisión Nacional de Energía (CNE), Enrique Ramírez, en la apertura del curso “Integración en red de parques eólicos: aspectos técnicos y  regulatorios”, realizado en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra.

 En la actividad estuvo el gerente de la   Generadora de Electricidad Haina (EGE Haina), Tito Sanjurjo, empresa que junto al Consorcio Energético Punta Cana-Macao (CEPM)  desarrolla el parque eólico.

Empresa generaría energía con basura

Enrique Ramírez anunció que inversionistas norteamericanos podrían producir hasta 80 megavatios de energía con  residuos sólidos o basura.

Indicó que la Sala Capitular del Ayuntamiento de Santo Domingo Este  ya aprobó ese proyecto  y que hay posibilidades de que a finales de este año se le dé inicio.

Según  estudios la basura de ese municipio podría generar más de 80 megas.

Sobre EGE Haina:

EGE Haina es una empresa dentro del portafolio de activos de Energía e Industria que VICINI administra.

Desde hace más de 140 años, la familia VICINI ha invertido en diferentes industrias en República Dominicana, siendo así VICINI una de las compañías que más ha contribuido con el desarrollo e industrialización del país.

FUENTE: El Dia